• Espeleología
  • Historia de la Espeleología en Costa Rica
  • Galería

La espeleología (del griego spelaion que significa cueva y logía, tratado), es una ciencia cuyo objeto es la exploración y estudio de las cavidades subterráneas.

Es una ciencia-deporte que estudia la morfología de las cavidades naturales del subsuelo. Se investiga, se topografía y se catalogan todo tipo de descubrimientos subterráneos.

La espeleología es una ciencia en la que se hallan implicadas varias otras: la formación y las características de las cavidades interesan a los geógrafos y geólogos; los cursos subterráneos de agua a los hidrólogos; la fauna (más variada y numerosa de lo que se cree) a los biólogos; los vestigios del hombre prehistórico a los antropólogos y arqueólogos y de los fósiles de animales a los paleontólogos, etc.

La espeleología ofrece multitud de atractivos, tanto lúdicos como científicos a diversos niveles, lo que hace de ella una actividad muy completa....

Lo que hace particularmente diferente a la Espeleología es que como se ha dicho, es "un montañismo al revés", y no dejan de tener alguna razón- Tal y como los montañeros, se escala, pero no ascendiendo, sino descendiendo- El montañero busca conquistar la cima de la montaña, el espeleólogo buscar conquistar las profundidades del subsuelo terrestre...

Algunos de los implementos o equipo usados en ambos deportes "se parecen", pero no siempre son iguales. Las cuerdas, por ejemplo, se diferencian: en Montañismo o Escalada las cuerdas normalmente son dinámicas,  en espeleología son semiestáticas, o sea, estiran muy poco y además son 'blindadas', es decir que tienen una capa de protección especial para la seguridad de quienes las utilizan en diversos ambientes naturales. Los mosquetones, pernos, conectores, ascendedores y descendedores, estribos, etc. si son muy parecidos, al igual que los cascos de protección, todo esto de gran importancia para realizar una práctica segura y acorde a las normas internacionales.

El mundo del espeleólogo es un mundo de muy poca luz, generalmente húmedo y/o con barro y muchas veces agua corriendo. Es un ambiente 100% desfavorable en términos de lo que acostumbra ser un día común, pero ideal para la aventura y la exploración.
La práctica de este deporte, requiere de muchas habilidades, el estar en una buena condición física y gozar de muy buena salud están entre sus pilares fundamentales. Bajo tierra cualquier indisposición complica las cosas exponencialmente, así que demos estar preparados para ello. Por ejemplo, una lesión seria o inmovilizante en superficie es solamente eso. Bajo tierra, es un severo riesgo tanto al paciente como al resto del equipo e implicaría una importante labor de rescate por un equipo especializado.
 
De modo global, podemos distinguir varios tipos de espeleología, según el tipo de cavidad en que se desarrollan: Espeleología horizontal o vertical, espeleología alpina o de gran altitud, espeleología sub-acuática, espeleología sub-marina, si es bajo el mar,  espeleología turística y otras.

Se estima que quizás un 6 a 8 % de Costa Rica lo ocupan terrenos aptos para que se desarrollen cavernas en su interior. Algunos de los sitios más conocidos son Venado de San Carlos, Barra Honda de Nicoya (Guanacaste), Damas de Parrita (Pacífico Central), la Zona Sur y bastantes más, algunos de ellos accesibles solamente para equipos de alto nivel técnico.

Las cavernas se desarrollan, en una gran proporción, en los terrenos calcáreos o calizos, compuestos de rocas carbonáticas (CaCO3). Sin embargo, hay cavernas en Yeso, volcánicas, en otras rocas sedimentarios, en hielo, en silicatos semejantes al vidrio, y en general en cualquier material 'perforable' por la acción del agua, el viento, algunas sustancias químicas y sobre todo, el tiempo…

Si desea incorporarse a este mundo subterráneo lo invitamos a participar de los talleres o actividades organizadas por nuestros miembros, allí encontrará mucha información y personas afines a la exploración en las distintas zonas kársticas de nuestro país y del mundo.

La historia particular de la Espeleología, asociada a los Deportes de Montaña en Costa Rica se remonta a la segunda mitad del siglo veinte, momento cuando convergen dos corrientes, una liderada por el Grupo de Espeleología y posteriormente, otra por la Asociación Espeleológica Costarricense (AEC). Ambos curiosamente surgen a su vez a partir de iniciativas gestadas a lo interno de los principales grupos de Montañismo de la época: el Club de Montañeros de Costa Rica y el Club de Montañismo de la UCR.

No obstante en lo que se refiere a la práctica y exploración de los primeros especialistas en el campo, su historia va más atrás, los primeros registros datan de inicios del siglo pasado, en las montañas de Acosta, en los Cerros de la Candelaria (ver página 73 del libro Macizos Calcáreos y Fenomenología Kárstica Costarricense de Carlos Goicoechea Carranza.)

Para 1922, los registros muestran ya las primeras expediciones a lo que entonces se le llamaba “Volcan Barra Honda”, situado en la península de Nicoya - hoy en día uno de los más famosos sitios de cavernas del país, dando lugar al Parque Nacional del Mismo nombre, pero con categoría de Cerro.

Las siguientes décadas estuvieron marcadas por una serie de estudios e incursiones a los diferentes sitios kársticos a fin de conocer más a fondo estos lugares y registrar nuevos conocimientos geológicos. En estos años personas como Alfonso Segura Paguagua, J. Christopher Weston Knight el espeleólogo, explorador y aventurero francés Robert Vergnes, el montañero y periodista Yehudy Monestel, el espeleólogo catalán Julián González Mateos y otros,  sientan las bases para que todo un movimiento a favor de la Espeleología se desarrolle en el país, constituyendo finalmente a los dos grupos de Espeleología citados, entre finales de los años 60´s y principios de la década de los 70´s del siglo pasado.

El interés por explorar el territorio nacional, unido a un origen común basado en el Montañismo, hicieron de estas no sólo disciplinas hermanas, sino que impulsaron en gran medida las incursiones en montaña, más orientadas al  descubrimiento y registro de sitios kársticos en el país que a una aplicación meramente académica tradicional.

Así empezó la espeleología en Costa Rica, pasando muchos años desde aquellas fechas. Con el tiempo, la AEC comienza a disminuir en actividad e ingreso nuevos miembros, las exploraciones se vuelven escazas y finalmente para la finales del siglo veinte, prácticamente su actividad se había reducido a los aspectos básicos de una Asociación. Recientemente, se dio un relevo generacional en la dirección del grupo que podría ser la base para una nueva etapa del mismo a nivel nacional.

En la actualidad existen dos asociaciones: la AEC (Asociación Espeleológica Costarricense) creada en 1985  y el GEA (Grupo Espeleológico Anthros -  Asociación Anthros Costa Rica Grotto), creada en el año 2001.

La Asociación Anthros Costa Rica Grotto fue creada con el fin de darle un carácter jurídico al Grupo Espeleológico Anthros, el cual se encuentra afiliado a la National Speleological Society (www.caves.org) en los Estados Unidos bajo el nombre de: “Anthros Costa Rica Grotto” desde el 16 de Abril de 1998.

En Marzo 2003, el Grupo Espeleológico Anthros asume la representación de Costa Rica ante la FEALC (Federación Espeleológica para América Latina y el Caribe). A nivel nacional, el grupo ha estado activo desde 1995 realizando expediciones en la Zona Sur, San Carlos, Barra Honda, Belice y México.

A partir de la creación de la FECODEM, el GEA se constituye en uno de los miembros fundadores de la Federación y esta a su vez impulsa una serie de iniciativas propuestas por el grupo a fin de lograr un mayor desarrollo de la Espeleología, difusión e intercambio de conocimientos, proyección internacional y formación técnica actualizada de primer nivel.

Desde entonces, el GEA ha asumido el liderazgo tanto en el plano nacional como internacional en todo lo referente a la investigación, exploración, práctica y capacitación espeleológica del país, creando además en años recientes la revista Espeleo Informe con el apoyo y reconocimiento de la Federación.

Galería de Espeleología Galería de Espeleología Galería de Espeleología Galería de Espeleología Galería de Espeleología Galería de Espeleología Galería de Espeleología