Disciplina deportiva
Mirando un poco al pasado reciente, existen muchas historias de personas que con un poco de esfuerzo lograron buenos resultados en algún momento, pero que por una u otra razón al poco tiempo desistieron de seguir con ese esfuerzo extra...
Disciplina deportiva

Mirando un poco al pasado reciente, existen muchas historias de personas que con un poco de esfuerzo lograron buenos resultados en algún momento, pero que por una u otra razón al poco tiempo desistieron de seguir con ese esfuerzo extra que implica ser un deportista con disciplina.

Este tipo de casos, no son fortuitos, es decir, existe todo un entramado social, político y económico que sirve de plataforma para que sucedan toda clase de situaciones poco motivantes o adversas para quien intenta avanzar en la práctica de algún deporte. Como sociedad, vivimos en lo que no es más que el resultado del poco interés e importancia que tiene el deporte y la recreación para la clase política, para empresarios con poca visión y ningún sentido social, así como para un sistema educativo poco vinculado al estímulo para los deportistas de manera integral.

Razones existirán muchas, y lo peor es que dicha situación se traslada no solo al deportista, sino a las organizaciones (Asociaciones y Federaciones Deportivas), mismas que no reciben ni tan siquiera los recursos mínimos con que contarían otros países de Centroamérica. Pero el tema en sí no es de recursos económicos, pues para muchas otras actividades con menor sentido social existe presupuesto, no obstante al parecer muchos aun no logran ver la importancia de tener a los jóvenes dentro de programas deportivos o recreativos que estimulen se creatividad, los impulsen al esfuerzo, que les enseñen el valor de luchar por una causa justa, por ideales, por alcanzar metas, levantándose de nuevo sin importar cuantas veces se pueda caer en el intento.

Recientemente, conversando con deportistas que llegaban al país luego de participar en una competencia de Escalada Deportiva a nivel continental, me decían “nos fue bien… no ganamos, pero estamos bien, las distancias se están acortando…” Ese, es el espíritu de quienes luchan todos los días, quienes van adelante sin perder de vista que el objetivo último está allí, a la misma distancia que esta el esfuerzo de quien no se rinde y toma lo mejor de cada vez. Por nuestra parte seguiremos dando todo el esfuerzo por apoyar a quienes con su voluntad hacen grande el deporte de nuestro país, ustedes lo merecen.

Lic. Edgar Usaga Arguedas
Presidente   FECODEM